27 ene. 2017

.Transición.

Y al final, todo se puso de cabeza y dio un giro radical; días difíciles he enfrentado, pero en medio de tanta desolación y desconsuelo, se abrió una posibilidad inesperada (muy inesperada); es increíble que tántas cosas hayan pasado en tan poco tiempo, es como si los días se hubieran alargado y todo pasara delante de mi muuy lentamente.

La transición tenía que ser así, no había otra posibilidad, aunque la gente no lo llegue a comprender, no parece tener lógica pero sé que así tenía que ser, pero fue un momento doloroso y duro, pues lo que ahora veo, no lo veía (y sabía) en ese momento, entonces era como ir caminando en la oscuridad a tientas, sin saber qué me estaba esperando al final del pasillo.

El siguiente paso fue suave y todo se dio con tanta facilidad que casi podría decir que fue perfecto, no lo es en varios sentidos, pero el cambio es bueno y tiene cosas en verdad buenas; aún así han sido días difíciles, con altibajos que pensé no serían tan marcados, pero a pesar de todo, estoy dándome chance de ir dando pasitos, de ir encontrando el camino en medio de todo este momento tan revuelto.

A un mes de todo el cambio, no puedo decir que veo la luz al final del tunel, pero creo que voy en la dirección correcta; aún hay muchas cosas que debo resolver, tántas cosas que poner en orden, sobre todo en mi interior, así que espero poder ir poco a poco encontrando el fondo y la forma de las cosas en ésta nueva etapa de mi vida, de este cambio imperativo, duro y que muchas veces me cuesta trabajo aceptar (del todo).

11 nov. 2016

[.El fin de la espera.]

Después de una larga e inquietante espera, por fin todo da un giro y la carroza comienza a moverse de nuevo.

Es un comenzar de nuevo. Un comienzo desde cero.

Duele. Es duro. Es difícil (por lo que significa), pero necesario y esperado -aunque parezca contradictorio.

Todo comienza a moverse de nuevo, no sé que nos depara la vida (o el destino), sólo espero que traigan días mejores, cosas de las cuáles alegrarse.

Sin ti ya nada será igual, pero seguir es lo que debo hacer, lo sé. Te llevo muy dentro de mi, me acompañarás siempre, te llevaré a donde vaya (siempre, siempre).

Este es un nuevo comienzo, ya nada será igual que antes, pero al menos espero que sea algo bueno, algo que nos haga sentir menos pesar en el corazón.

10,9,8... la cuenta regresiva se ha iniciado.

...